* Sendas de Oku *

·Comunicación ·Energía ·Acompañamiento

15 lecciones de vida de la primatóloga Jane Goodall

goodall_segment_1

Artículo de Jeannette Dozier, traducido y ampliado por Txus Garcia desde esta fuente.

  • Reserva un tiempo para la lectura.

A pesar de que dispone de poco tiempo, cada noche Goodall lee un par de capítulos de un libro. Leyó “Tarzán de los monos” en su infancia, y eso la empujó a explorar África. Su afición por la lectura también fue la responsable de una de sus más grandes oportunidades: cuando conoció a Louis Leakey, le dejó impresionado con su vasto conocimiento de África y la erudición que había obtenido exclusivamente a partir de los libros.

  • Valora a tu familia.

Goodall viaja con frecuencia acompañada de su familia, y cita a su madre como una de sus más grandes inspiraciones. Como cualquier niña que crece, ella siempre exploraba y hacía preguntas, y en lugar de regañarla o reprimir su curiosidad, su madre animaba a Goodall, algo que ella dice que es la razón por la que se sintió capaz de cosechar el triunfo.

  • “No permitas que la escuela interfiera en tu educación”. (Mark Twain)

Goodall pasó directamente desde la escuela de secretariado a conseguir su título de doctorado. El famoso Dr. Leakey le aconsejó no perder el tiempo con estudios intermedios, así que ella fue directamente a por la titulación superior. Eso hubiera resultado intimidante para cualquier chica joven de esa época, sin más formación que el secretariado y su conocimiento autodidacta, pero bajo la dirección de su supervisor se desmarcó de la norma para cambiar, finalmente, el mundo de la ciencia para siempre.

  • Atesora esta Tierra.

Goodall es una famosa activista por la preservación de la fauna. Ella ha visto de primera mano lo que ocurre en la Tierra, y utiliza su posición para mitigarlo. Goodall ha escrito varios libros en los que habla acerca del deterioro de nuestro planeta y de maneras con las que podemos contribuir a salvarlo.  Como explicaba en una entrevista: “Y si no te preocupas por los animales ni el planeta, por lo menos preocúpate por tu salud. Cuidar el planeta es cuidarte a ti mismo, es el aire que respiras, la comida que comes… me siento avergonzada de mi especie y cómo hemos dañado nuestro planeta, pero mantengo la esperanza de que podemos solucionarlo.” Ha creado Roots and Shoots, un programa basado en la acción comunitaria internacional dirigido a enseñar a los niños lo que está pasando en la Tierra y cómo pueden ayudar a cambiarlo.

proof-jane-goodall-128400

  • Deja un legado.

Roots and Shoots es sólo una parte del Jane Goodall Institute. El JGI es una organización no lucrativa fundada por la Dra. Goodall que nos empodera para que causemos un impacto positivo en este mundo. El Instituto se centra en la preservación y el alivio de la pobreza favoreciendo la educación y la vida sostenible. A través del JGI y de programas como Roots and Shoots el legado de Jane Goodall permanecerá, colaborando a hacer de nuestro mundo un lugar mejor.

Goodall ha sido testigo de las malas prácticas y del terrible tratamiento que se les ha dado a los chimpancés y a otras especies. Ha dedicado su vida a estudiar y ayudar a estas criaturas, y centraba su caridad sólo en animales, hasta que un día, en un vuelo sobre el Parque Nacional de Gombe, observó la pobreza extrema de las personas que vivían allí. Cayó en la cuenta de que era irracional pedir a personas hambrientas que detuvieran la cruel caza furtiva, ya que ésta era su única forma de ganar dinero, y de que no se preocuparían por salvar animales hasta que pudieran alimentar a su familia. Desde entonces, ha ampliado sus obras sociales para ayudar a la humanidad erradicando la pobreza.

  • No te limites a teorizar, ¡actúa!

Goodall no sólo muestra su teoría y la difunde, sino que siempre está a punto para la acción. Su Instituto está en la vanguardia, vigilando para atraer la atención pública hacia el trato inhumano que se les inflige a los animales. Su más reciente cruzada está instando a los acuarios de todo el mundo para eliminar la práctica de mantener las ballenas beluga y los delfines en cautiverio.

  • La persistencia da sus frutos.

El trabajo de Goodall en Tanzania fue arduo y lento, tuvo que familiarizarse con los chimpancés y conseguir que le dejaran acercarse lo suficiente como para observarlos, antes de recoger los datos y presentar su metodología. Pero finalmente su pertinacia ha dado frutos y se han escrito múltiples volúmenes científicos sobre sus descubrimientos. La Dra. Goodall descubrió que los chimpancés utilizan herramientas modificadas – un rasgo que de antemano sólo se atribuye a los seres humanos-.

d0cd21a4344d17343bfccf2a568fe0d5No todo el aprendizaje de Goodall provenía de los libros o del entorno académico. Ella creía en las enseñanzas de un perro llamado Rusty, así como las de los chimpancés con los que trabajaba, aprendiendo de su compasión y observando que también los animales pueden tener personalidades únicas. Goodall dio a sus chimpancés nombres, anotando sus personalidades debajo como notas científicas. La Dra. cree firmemente que la ciencia debe llegar a ser más empática o de lo contrario se perderá elementos cruciales sobre aquello que estudia.

  • Tu zona de confort es sólo un esbozo superable.

El chimpancé es de 3 a 5 veces más fuerte que un humano promedio. Imaginaros a una joven Jane Goodall sin protección, sin armas, sentada a pocos metros de unos chimpancés que estaban en su zona de alimentación. ¡Eso sí que es salir de la zona de confort! En aquellos momentos, ella se hallaba en un peligro muy real, asumiendo el mismo trabajo que los hombres que la rodeaban, expuesta a los elementos y las enfermedades de África, incluyendo la malaria y la enfermedad del sueño. Goodall nos demuestra que sólo arriesgándonos y saliendo de nuestra zona de comodidad podemos alcanzar el éxito.

  • La edad no te define.

Jane Goodall tiene 82 años. En una edad que ha superado de largo la de jubilación, viaja más de 300 días al año, marcha en protestas, habla en las escuelas y en conferencias, y está personalmente involucrada en el  Jane Goodall InstituteSu fuerte determinación de seguir su propósito en la vida, le permite hacer cosas  a su edad que la mayoría de personas ni siquiera podrían llegar a imaginar.

  • Juntxs, podemos hacer más cosas.

A Goodall también la conocemos por haber dicho que la mejor manera de lidiar con tu enemigo es convertirle en su amigo. Ella se ha reunido con los jefes de la industria maderera, del petróleo, e incluso con los científicos de laboratorio, para escuchar e intercambiar ideas, y de esas reuniones se ha producido un cambio real. Recientemente alió a Google para traer vistas del Parque Nacional de Gombe a cada ordenador en la tierra, en un esfuerzo por aumentar la conciencia sobre la difícil situación de los chimpancés en todo el mundo. También se ha unido a varios grupos locales en África, y creó  Roots and Shoots para llegar e involucrar todavía a más personas.

  • La tecnología puede conectarnos y enseñarnos.

Además de su asociación con Google, Goodall también utiliza las plataformas en línea como FacebookTwitter y YouTube para dar a conocer y difundir su mensaje. El JGI sube vídeos de animales que devienen virales; cuanto más se comparten, mayor número de personas no pueden ignorar estos mensajes, y más rápido sucederá el cambio.

  • A veces la suerte juega un papel muy importante.

Sabemos que Goodall es una dura trabajadora provista de una legendaria determinación, pero la suerte también jugó un papel en su carrera. Su madre la animó a ir a la escuela de secretariado, luego fue elegida como secretaria de Louis Leakey, un famoso científico y explorador. Impresionó tanto a Leakey, que éste se convirtió en su mentor, animándola a obtener su doctorado y a continuar su investigación. Sin esta cadena de acontecimientos, ¿quién sabe dónde habría llevado la vida a Goodall?

  • Nunca pierdas la esperanza.

El mensaje más importante que Goodall nos da es que nunca, nunca, nunca debemos perder la esperanza. La esperanza es lo único que la mantiene en marcha, la razón principal por la que fundó el Instituto Jane Goodall. La Dra. deposita su esperanza en la humanidad y en el futuro, y cree que combinando los esfuerzos de la mente, el indomable espíritu humano, la capacidad de recuperación de la naturaleza y la determinación de los jóvenes, podemos salvar el planeta, deteniendo la extinción de las especies y la destrucción de su hábitat natural. ¡Manos a la obra!

7793

“Si exterminamos la naturaleza salvaje, estamos matando una parte de nuestras almas” (Jane Goodall)

Escribe en la senda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: